Pecas, medias y rape

silencioCuánta variedad existe en las melodías con función despertador de los smartphones, pero la consecuencia es la misma, levantarse con el ceño medio fruncido y deambular unos instantes buscando la personalidad que muy posiblemente esté aun en el cuarto sueño.

Taza de café, aderezo simple frente al implacable espejo y a la calle. Unos cuantos minutos para llegar al destino y comienza esta historia.

Historia ya que ha pasado e historia porque lo es. ¿Sabían ustedes que el hecho de tener una carrera universitaria y estar estudiando una segunda no quitan que en el trabajo sea torpe y roce en ocasiones la estupidez? Y es que eso de las pecas viene de familia, el primo, el tio y “el papa” también tienen pero claro más pequeñas.

Sin pasar página, conviene saber que el miedo que puede generar un  pela-patatas es comparable al miedo que genera un cuchillo eléctrico, no hay que fiarse de esos artefactos, claro que no. Pero peor es que las colas de rape estén como están, por las nubes y es que la crisis aprieta tanto o más que las “gomas” de las medias que me he comprado, un sin vivir.

La verdad es que si no fuera porque estaba prohibido el consumo de bebidas alcoholicas, me hubiera pedido un “ pelotaso” pero no era cuestión de buena mañana

La algarabía y el ambientazo eran tremendos  tanto que me hubiera quedado más tiempo si no fuera porque la doctora me llamó a consulta, y es que, a pesar de ser un lugar en donde se pide que se desconecte el móvil y se mantenga el silencio, mis queridas tres marías de turno, le daban al pico más que los cronistas de sálvame. Aun me pregunto como pueden estar hablando una hora entera, sin que se les seque el gaznate.¡ Qué portento físico oiga¡¡

Foto: Francisco Javier Martínez Adrados
Fuente: http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/
Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s