Los Goya 2014

goyaAyer si libró la edición 28 de los premios Goya, nuestros Oscar patrios en donde se premia a la trayectoria cinematográfica del pasado 2013.

La ceremonia estuvo entretenida para el espectador, emocionante para los premiados y creo que sorprendente para casi todos. Aunque debo reconocer que este país cumple cada vez más  con la teoría de la evolución Darwiniana: estamos tan acostumbrados a la sorpresas que cada vez que nos encontramos con una la miramos ya con cotidianidad.

Y lo digo por la ausencia del ministro de cultura. Como dato histórico comentar que esta es la primera vez, de las 28 ediciones celebradas hasta ahora, en la que el máximo representante del gobierno ha faltado a esta entrega de premios.

Ayer no faltaron las críticas de los máximos interesados, de los que contemplan cómo los recortes también les tocan el bolsillo, pero ya no por esa falta de apoyo en el día  a día de su carrera laboral sino por la falta de respeto que el señor ministro de cultura a mostrado con su no participación.

Entiendo que si existe una persona intermediaria entre mundo del cine y la cultura en general y el gobierno, la que debe comunicarse, la que dictamina las directrices a seguir, ésta debería hacer acto de presencia en uno de los días más especiales del año.

También puedo llegar a comprender que la política que ha emprendido este gobierno, con el aumento del iva, con declaraciones fuera de tono dejando entre ver que lo que falta en el cine español es calidad, se ha traducido en quejas y represalias contra el ministro el cual ha tenido que soportar momentos difíciles, allí donde ha ido.

Pero es de ley, de recibo, y sobre todo, de profesional, aguantar el tipo, dar la cara y hacer acto de presencia, no en la inauguración de una cofradía en mi barrio, sino en uno de los actos más importantes del mundo de la cultura. Y no vale que tenía otro compromiso, ya que estos acontecimientos son como el 25 de Diciembre, están marcados en el calendario en rojo pasión.

Y es que un cargo institucional lleva en su seno tener que estar a las duras y a las maduras. Aguantar el chaparrón y dar la cara y sobre todo, justificar el no pírrico sueldo que todos le estamos pagando.

Sin duda, una puñalada trapera al cine y al mundo de la cultura, pero sobre todo, una falta de respeto a todos aquellos que se están rompiendo las vestiduras por sacar a su familia adelante,  y ven cómo hay “profesionales públicos” que se permiten el lujo de cobrar a fin de mes sin cumplir, ya no con la devoción sino con su obligación.

Al menos, ya tenemos una nominación para no se qué premio y no se qué categoría. ¿Imaginan de quién se trata?

Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s