Un viaje sin retorno

197863_a_1

Debo reconocer que esta noticia da para mucho más que un post. Son de las que invitan a debatir horas y horas al respecto.

Hace ya un tiempo que ha salido el proyecto bautizado como Mars One. Se trata de una iniciativa privada capitaneada por un holandés llamado Bas Lansdorp, con apoyos en el mundo científico pero que no tiene el beneplácito de toda la comunidad ni mucho menos.

La idea es buena en esencia pero complicada en el desarrollo y es que lo que se pretende es enviar a a partir del 2025 una misión a Marte con la idea de asentar una colonia habitada por un periodo longevo en el tiempo.

La verdad que parece fácil después de ver tantas películas de ciencia ficción pero se torna algo complicado, casi difícil de creer si se “rasca” un poco más.

Pretenden escoger a 24 personas para el proyecto, de las cuales sólo 4 irán en el primer viaje. Tras los dos primeros años, se enviarán otros cuatro astronautas así hasta completar los 24.

Y digo que es complicado ya que, actualmente, la tecnología tiene muchas limitaciones para llevar una misión tripulada a Marte. No digamos intentar llevar a 4 personas las cuales deberán construir lo que será su casa: materiales, víveres etc.

Cada cohete que pueda llegar hasta Marte (si no existen  problemas) aparte de tener un coste monumental, tiene una capacidad bastante limitada con lo que imagino que  el coste se dispararía exponencialmente si se pretende ese hito : varios viajes, varios cohetes.

Con independencia de la ciencia ficción del proyecto y de si realmente es factible y tecnológicamente posible, hay un aspecto que me ha llamado mucho la atención.

Resulta que para el proceso de selección recibieron 200.000 candidaturas y de esas, ya han preseleccionado algo más de 1000.

Leyendo la lista de peticiones, veo que les comunican a todos los candidatos que será un viaje sólo de ida. A pesar de que queda muy clara la advertencia, los aspirantes, han seguido adelante con el proceso.

Existen otros problemas que tienen que ver más con las condiciones físicas a las que estarán sometidos/as, el efecto que tiene la radiación solar que es muy superior  a la que hay en la tierra, y un interminable número de condiciones adversas que un servidor puede llegar a entender e incluso a asumir pero de todos, existe un aspecto que me perturba profundamente: un viaje de no retorno.

Los astronautas profesionales se preparan físicamente y también psicológicamente. No todo el mundo está preparado para abandonar la tierra, aunque sea para estar a unos “pocos quilómetros de ella”. Pero todos, saben que van a volver. Es indispensable saber eso para ser eficiente en la misión que lleven a cabo y por su puesto para la salud mental del individuo.

Cuando a nosotros, los mortales de a pie, nos dicen que no vamos a volver, bien sea a un sitio o ver a alguien, nos embarga la tristeza y la melancolía. Pero ¿Hay alguien preparado para aceptar tajantemente el no volver nunca más? ¿Hay mente humana capaz de soportar eso?¿Puedes aceptar que dejarás de ver, ya no un amigo, un paisaje o una ciudad sino todo lo que conocías hasta ahora?

Debo decir que este proyecto, a pesar de tener como objetivos investigar si hay o hubo algún tipo de vida y la reacción del ser humano en un medio tan hostil (muchos podrían considerar el proyecto como un macabro estudio sociológico, poco ético …) tiene también una clara intención comercial. Recordemos que es un proyecto privado.

Y es que, teniendo en cuenta lo costoso del mismo, han decidido convertir la última fase del proceso de selección en un reallity show permitiendo a los tele espectadores que escojan a los 4 primeros miembros de la misión. También han cobrado a todos los pre candidatos para que “no se apunten por apuntarse”.

Perdonen ustedes pero esto me huele a chamusquina. Sólo faltaba que todo esto fuera un Gran Hermano intergaláctico made in naranja mecánica.

¡Si Asimov levantara la cabeza!

Foto: Comstock Images / Getty Images
Fuente: http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/
Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s