¡¡Quieto todo el mundo¡¡

René Descartes

René Descartes

Ayer noche, con su emisión, “Operación Palace” y Jordi Évole han logrado ser la comidilla y el chascarrillo tanto en las redes como en los hogares.

Aviso para navegantes, “Operación Palace” es un reportaje que se emitió ayer noche en la sexta en el que se pretendía contar lo que realmente había ocurrido en la trama del fallido golpe de estado del 23 de Febrero de 1981.

Debo reconocer que he tenido varios momentos con “Operación Palace”.

El inicial, por la curiosidad de ver cómo un periodista sin complejos como Jordi Évole trata un tema espinoso como el 23F.

El vivido durante la emisión, una  mezcla  de “vaya tela era un montaje lo del 23f, nos han tomado el pelo hasta ahora” y  el del  momento final en el que pensé, “vaya siguen tomándonos el pelo, todo ha sido un reportaje de ficción.”

Las redes sociales se hacen eco rápido del programa de Jordi y entre la incredulidad, la sonrisa, el aplauso y el abucheo, el bueno del “follonero “se convierte en trending topic. Radios y programas de Tv, también comentan al día siguiente lo que les ha parecido.

Hay opiniones de todo tipo, a favor por  presentar algo diferente, por intentar innovar y en contra por hacer sentir a más de uno estafado y engañado.

Sinceramente no voy a entrar a valorar si es el mejor programa de un tiempo a esta parte o si ha sido un fiasco.

Vaya por adelantado  que respeto todos los puntos de vista y opiniones pero me gustaría dar la mía, esperando el mismo respeto que proceso a los demás.

La verdad, se te queda la cara un poco de tonto, debo reconocerlo. Tonto por ver cómo me han presentado algo  que ha llamado mi atención y por ver cómo lo que parecía ser una cosa, resultó ser otra, pero también ha conseguido que dibujara una sonrisa, y lo más importante, que  me hiciera pensar al respecto.

Y es que el mensaje que ha dado el catalán con su reportaje no sólo es  un ejercicio sano sino pedagógico y sincero: no se crean todo lo que vean, lean, escuchen, tengan  una predisposición a la duda, a la reflexión y a la búsqueda de otras fuentes o alternativas.

Que no se me enfaden los que se sintieron ofendidos pero creo que podría dedicar varias líneas, minutos e incluso horas en exponer la cantidad de frases, promesas y perjuros que no se han cumplido por parte de aquellos que sí deben comprometerse en decir la verdad. Y ahí, señor mío, si que uno debe sentirse engañado, cabreado y enojado.

Con  “Operación Palace” se ha pretendido, desde mi modesta opinión, provocar y mandar un mensaje claro: no se fíen. Y obviamente, de la misma manera que el señor Évole nos ha tomado inteligentemente el pelo, ¿qué es lo que no habrán podido hacer realmente los que nos gobiernan? Miedo me da pensarlo.

Siempre nos quedará seguir los pasos de aquél que puso en duda todo, hasta lo más sagrado en la época y concluir que si pienso, luego existo y como existir parece que por ahora tenemos la suerte de hacerlo, al menos pensemos un poquito que siempre va bien.

Bravo Jordi Évole.

Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s