Reflexiones de 0.6 céntimos de euro: Desierto, paquidermos, leones y mi psicólogo.

my wayImagínense la escena. Una enorme superficie en medio del desierto. Cientos de metros a lo largo y lo ancho del paisaje lunar y un servidor en medio. Pero lejos de estar sólo, realizando cabriolas con el cuello intentando buscar alguien o algo en el horizonte, me encuentro con la mirada fija en el suelo, el cuello y la cabeza totalmente rígidos y observando que, por donde estoy a punto de pasar, corro el peligro de morir o aplastado por la pata de un elefante o devorado por las fauces de un león.

Y está es la sensación que cada día tengo al levantarme. Bueno, no sólo al levantarme, sino también a lo largo del día. Y sí, quizá sea el momento de dejar de conseguir minimizar esos sentimientos haciéndolos públicos a través de este blog terapéutico o bien buscar la ayuda de un profesional.

Pero claro, explicarle a un profesional que me siento como presa entre fieras, en un inhóspito, casi marciano escenario y  que este sentimiento se me presenta cada vez con más recurrencia y asiduidad, no es moco de pavo ni es  tarea fácil.

Puedo optar por la consulta psicológica vía Internet, que seguramente funcione, pero que quieren que les diga, soy más clásico y optaría por el timbre, el diván y el hombre/ mujer sentado/a en una silla, a mi lado, con piernas cruzadas, bolígrafo en mano y esa peculiar forma de poner los dedos entre sien y carrillo que denota una postura de interés.

La regresión a la infancia sería una pregunta típica. ¿Ha tenido alguna experiencia negativa con animales? No, señor/a. ¿Quizá en el zoo? No señor/a ¿Algún viaje a África? No señor/a. Pues cuénteme.

Es muy sencillo estimado/a señor/a que escucha atentamente. Esta sensación es la que tengo cada vez que leo, escucho y contemplo, noticias relacionadas con el forcejeo continuo, perenne y ya cansino entre aquellos que abogan por el derecho a decidir en Cataluña y los que no lo hacen, en el bando contrario.

No voy a caer en el error de posicionarme de un lado ni de otro ya que sólo conseguiría convertir esta reflexión en un circulo perfecto, infinito y eterno de postulados, sentimientos y demás, que sería cansino incluso para mis entretelas.

Tan sólo quiero hacerte partícipe de esa sensación que te he relatado al principio. La de estar  en medio de un desierto, una explanada enorme, con un sol de justicia, sin refugio alguno, rodeado de fieras a banda y banda y con un pavoroso miedo  a pisar o la pata de un enorme paquidermo o la de uno de esos leones.

Cansado o quizá aterrado o vaya usted a saber cómo me siento, de que a pesar de estar en un desierto, de tener que afrontar una travesía dura, cruel, como es esta crisis que nos está azotando, tengo que tener cuidado del  posible pisotón de aquellos que están a favor de la pandereta o de los “arañazos” que quieren darme los que están a favor de la barretina. Que ironía, miedo a pisar y miedo a ser pisado.

Que no se me enfaden los interesados por la asignación de papeles. Pueden ustedes hacer el intercambio como gusten. No quisiera yo herir sensibilidades.

Y es que ya tengo bastante con no morir deshidratado  o famélico por los rincones de esta tierra de conejos como para tener que ir con cuidado de que no me lastimen aquellos que pretenden desvirtuar la ardua tarea de tener que atravesar ese desierto que ya lleva casi 6 años de extensión.

Todo lo que no sea procurar cantimplora con agua fresca, mendrugo de pan para engañar al estomago y gorrilla para no morir achicharrado por el sol, es trabajo estéril pero claro, cómo se me ocurre a mi pedir ayuda a elefantes o leones. Creo que tendré que visitar al señor del diván, sin duda.

Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s