Del brote verde a las raíces vigorosas

 

kijote y sanchoA estas alturas de la vida, un servidor las ha visto de todos los colores, tamaños, formas y otras cualidades descriptivas que otorgan empaque al producto. No vayan a pensar mal.

Me refiero a la extraña forma que tienen algunos seres humanos dedicados a menesteres de servidumbre en tildar de la misma manera a esa oveja negra que han tenido en sus casas durante su reinado, bueno, que hemos tenido y seguimos teniendo todos.

No hace tanto pasamos de jugar en la Champion league, a mirar con lupa unos extraños brotes verdes que parecían ir germinando a la luz de un pequeño flexo, y es que la luz del sol, quedaba aún lejos de aquél cuarto en el que nos encontrábamos.

Sin embargo, el nuevo “ propietario de la habitación”, parecía muy concienciado de que su predecesor no sabía muy bien qué era exactamente un brote verde.

Mire usted, a pesar de no ser muy devoto de estos nuevos inquilinos, al menos, parecía que reconocían que estábamos en el interior de un cuartucho, con la única luz que  ofrecía, no sin esfuerzos, aquél flexo.

Tenía gracia cómo aquella luz que se plasmaba ante las desnudas paredes del cuarto, proyectaban unas sombras tan parecidas a aquella caverna mítica. Parecía que la historia o se burlaba de nosotros o sencillamente mostraba que todo estaba inventado y que lo que sucedía ya en los aledaños de esa cueva, sucedía a día de hoy en el interior de nuestro cuarto particular.

Hoy, parece que esa habitación ya ha encontrado un ventanal a la que poder dirigir nuestra mirada, y sin dejar de depender de la luz del flexo, el apoyo del astro rey inunda de esperanza a los habitantes de ese cuarto.

Pero hay de mi, que sabiendo que si antes, en una habitación con la luz de un flexo, no se podía conseguir hacer crecer brotes verdes, mi querido Sancho, imposible o mentira es que las raíces sean vigorosas, más todo lo contrario, si son serán endebles, si existen, serán en  potencia.

Brotes verdes y raíces vigorosas, hoy por hoy, imposibles si continuamos encerrados en ese cuarto con a penas luz y es que llamar de manera distinta a lo mismo no es sino hacer uso del sinónimo, noble para dominar el lenguaje, infructuoso como manera de avanzar hacia la salida.

 Si Don Quijote levantara la cabeza.

 

Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s