Harakiri

samuraiSon muchas las cosas que admiro de la cultura nipona, pero ante todo me quito el sombrero ante ese sentimiento de responsabilidad y sobre todo, de reconocimiento ante el error.

Estamos hablando de honor, una palabra complicada de pronunciar pero de compleja ejecución y es que admitirlo no es tarea fácil ni gratificante y menos aún, hacerlo públicamente.

De más difícil ejecución es  saber qué tener que hacer tras un error, sin que nadie te diga nada ni te pida explicaciones. El orgullo, la vergüenza y el bochorno son tales que el propio interesado salta a la palestra y avergonzado se auto implica el castigo. En ocasiones, mayor que el que pertocaría.

Y es que esa esencia nipona está tan cerca de nuestra cultura que ayer, uno de esos llamados “ex honorables”, en el ojo del huracán por el tufo a corruptela que transpira por cada poro de su piel, en un acto de “patriotismo”, salió a la palestra a emular a ese nipón tradicional a hacerse el harakiri, para reconocer su culpa y mostrar arrepentimiento ante lo que se presume un acto indigno, vil y mezquino.

Pero que por los clavos de Cristo que, lejos de reconocer ese espíritu japonés en ese baño purificador ante las masas, contemplo una arenga que ni el mismísimo  señor Jesucristo realizó ante los mercaderes en el templo. Enojado, cabreado, sacó indignación por los cuatro puntos cardinales. Arremetió contra aquellos que iban a escuchar sus “teóricas” disculpas e hizo ver a aquellos que son ciegos, que el atacado era él.

Parece que los valores, la vergüenza y otras raras avis, hace tiempo que no sobrevuelan esta tierra de conejos y sólo puedo encontrarlos en el celuloide, en un libro o en mi imaginación.

Al menos, señores que se indignan en lugar de andar gachos de cabeza, si no quieren emular a ese nipón que recurre al harakiri para enmendar su mal, no nos hagan sentir más vergüenza ajena que la que sentimos y cierren la boquita que al menos, podremos dormir menos crispados.

Arigato ex honorable san

Ilustrador: Alfonso Pardo
Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s