No sólo el café es amargo

h1281_aSin ser el sueño más excitante y teniendo en cuenta la terrible facilidad que tiene mi memoria en olvidar momentos oníricos, el abrir una vez más los ojos por la mañana es motivo más que suficiente para que, en condiciones normales, cualquier hijo de vecino, empiece a esbozar el proyecto de sonrisa que debería estar presente a lo largo de la jornada, o al menos, el intento.

Baldosas heladas que te recuerdan que también gritas como nadie, calentadores que tienen una idea certera de lo que es la independencia y que actúan en consecuencia, funcionando cuando quieren, más gritos que te recuerdan que no dejas de ser un animal, racional, pero animal al fin y al cabo.

El café desparramado por las paredes del micro wave recordante que el tiempo es importante incluso para él y su taza, mancha de dentífrico en el único lugar de la camisa desde el cual cualquier persona, por lejana que esté, puede contemplar su existencia e incluso consistencia.

Señoras que te dan conversación en el ascensor recordante lo alto que eres y que pares de crecer, y que saludes a tu madre y que se alegran mucho de volverte a ver y que la vida está muy mal y ¿ no te he dicho que cada día estás más alto? Vamos, lo de cada mañana.

Metro a la japonesa, a la china o al rollo de primavera, relleno, repleto, perfumado, parado.

Un hola, sin respuesta, un adiós, sin atención, una sonrisa, sin devolución, un de nada, sin un gracias previo.

Y es que no sólo el café es amargo, también los motivos que pueden hacerte desdibujar esa sonrisa que empezaba a trazarse al abrir los ojos. Amargo tú, amargo ella, amargos nosotros, pero recuerda, mañana, si abres los ojos, tienes una nueva oportunidad para llevarme la contraria y endulzar el café.

http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/

Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s