De culos y otros menesteres

29231__000_a_1

Hoy, más de una lectora, si tiene la posibilidad de echar una ojeada a esta noticia, dibujará de manera ipsofacta y radical, una tremenda sonrisa y muy probablemente abandonará, al menos por un día, la dieta.

Un estudio de la Universidad de Pittsburg, que quieras que no, siempre ofrece más empaque que decir un estudio de por aquí, ha llegado a la siguiente conclusión: el tamaño del trasero femenino, influye en el desarrollo de la inteligencia del futuro bebé.

Así, a bote pronto, sin ser muy metódico y sin profundizar en el tema, la risa, me la he pegado pero han sido muchas las veces que por guasón, me he llevado un buen corte. Es por eso que me he puesto a investigar un poco más.

Los Doctores William Lassek y Steven Gaulin son los padres de la criatura y lo primero que dicen en su estudio es que “sugieren” la probabilidad” de que exista esa relación.

Va bien matizar lo de la sugerencia y la probabilidad, sobre todo en estudios científicos en los que barajar esos dos ingredientes suele dar como resultado una hipótesis, sin más.

Todo parece indicar, que el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso, depende en parte de las grasas acumuladas en los glúteos y los muslos de las mujeres.

Después de leer esto, más de un hombre con preocupaciones al respecto, puede dejar de tenerlas: no le va a influir en nada  como ente humano, no señor.

Siguiendo con el estudio y para que “todos nos quedemos más tranquilos”, Lassek dice que eso explica el porqué las mujeres son más curvilíneas que los hombres.

Y es que para fabricar el sistema nervioso del recién nacido, se necesitan muchas grasas ricas en DHA o lo que es lo mismo, ácido docosahexaenoico. Según Lassek, las mujeres han evolucionado para acumular grasas en nalgas y muslos, hasta la llegada del bebé.

Ojeando un par de revistas especializadas, he comprobado que el DHA es importante para el desarrollo del sistema nervioso y del cerebro. Varios estudios certifican que tiene una relación íntima. Tanto es así que, desde 2001, se están haciendo pruebas en las que se ofrecen suplementos alimenticios a base de pescado y algas, ricos en grasas y DHA a futuras mamás y parece que la conexión es evidente.

Para ser un estudio, queda un poco estereotipado el anunciarlo de esa forma y es que, a pesar de que sea lógico y cierto lo que dicen, no estaría de más en profundizar más y no llamar la atención con afirmaciones como la de las nalgas y su extensión adiposa.

¿Qué os parece una presentación tal que?: las grasas ricas en DHA potencian el desarrollo del cerebro de los futuros bebés. Estas grasas, pueden encontrarse en el cuerpo humano. El cuerpo de la mujer, tiene zonas más propensas a acumular grasa y suele ser en las caderas y en las zonas colindantes, donde lo hace. Eso no quita que, la acumulación en otras partes del cuerpo, no aporte la suficiente cantidad de DHA, necesaria ésta para un correcto desarrollo cerebral. Por su puesto, los complementos alimenticios son una excelente manera de aportar las carencias de éste ácido.

Resumiendo, la grasa femenina contiene sustancias importantísimas para el futuro desarrollo del cerebro y el sistema nervioso del bebé.

Sí, no he sido justo ni bondadoso ya que la investigación tiene más miga que ésta simple noticia, y quedarse con lo del trasero y las “cachas” es incurrir en demagogia, pero no me negaran que el estudio llama la atención. Quizá ese sea el cometido y el que está quedando como simplón, es un servidor.

Para el próximo estudio voto por cuestionarnos si hace falta que exista un desarrollo considerable del cerebro para considerarnos personas. A veces tengo la extraña sensación de que no existe relación alguna y que en ocasiones más vale una buena formación en valores que no ser más inteligente.

Foto,fuente:http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/
Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s