“Cuando matas a alguien no sólo le quitas todo lo que tiene, sino también lo que podría llegar a tener”

mexico-79215_1280Desde luego que un Lunes por la mañana, entre las ganas de que llegue lo que se fue hace unas pocas horas en forma de tiempo libre y saber que tenemos por delante una semana entera para  todo aquello que deseamos y no podemos hacer, pensar en una de las frases que el bueno de Clint Eastwood dice  a través de William Manny en la película Sin Perdón, se me antoja retorcido.

Y lejos de quedarse en una de esas retahílas bravuconas que los pistoleros  sueltan al atardecer, este manifiesto del Señor Manny es toda una epístola del ser y no ser propios de aquellos que entre túnica y túnica, iban poniendo los cimientos de la cultura y filosofía occidental.

Está claro que para un análisis sintáctico tampoco da. Si nos fijamos, incluso parece de Perogrullo  decir  precisamente eso: si te mato te quito lo que tienes pero ojo, también te quito lo que puedes llegar a tener.

Simplemente me parece sublime. Ese asesino que está dispuesto a aniquilarte, a disparar un proyectil que, si las leyes de la física no lo impiden, acabará con tu cuerpo tendido en un polvoriento escenario, rodeado  por los curiosos que se amontonan tras las cortinas de sus casas o del Saloon, te hace partícipe, antes de tu despedida, de una concatenación de letras dignas de ser puestas en tu epitafio.

Todos hemos visto esa clase de escenas en las que parece que la justicia  se encarna en sheriff, hombre con barba que pasaba por ahí o ex asesino supuestamente rehabilitado.

Todos hemos visto cómo de fondo, un arbusto corría de lado a lado, dejando claro que por allí algo estaba a punto de suceder. Se masca la tensión.

Pero cuando esa persona te suelta en un ataque de reflexión acerca del noble arte del asesinato: “cuando matas a alguien  no sólo le quitas todo lo que tiene, sino también lo que podría tener”, te quedas sin argumentos.

Un acto filosófico y trascendental en el que el justiciero, en un acto de sinceridad, asume que cuando acaba con la vida del otro, por muy malo que haya sido, le quita de un plumazo todo lo que tiene. Le sesga lo más preciado, aquello que en ese instante es, pasando del acto de ser al no ser en un periquete.

Pero más impactante es  decir que lo peor no es el hecho de quitarle la vida y despojarle de todo lo que tiene en ese momento, sino que en la muerte del otro se elimina todo proyecto, toda potencialidad, toda posibilidad.

Quitarte lo que tienes ahora es una tragedia. Pero puede que tengas mucho o poco. Puedes estar en un momento de la vida en el que te da  todo igual, o de lo contrario te puedo quitar la vida en un momento dulce para ti.

Pero ¿y que hay del futuro? ¿Quién me dice a mí que el que  tiene poco, no  acabará teniendo mucho? ¿Quién te dice a ti que aún se endulzará más tu camino?

El ser humano ha avanzado gracias a su perseverancia y sobretodo, gracias a su curiosidad. Cualquier intento por reformarse, por cambiar de vida, por querer hacer las cosas de otra forma desaparecen. La curiosidad se esfuma, sin más. El sueño muere y las opciones con él.Todo esto, en una frase.

No está mal para empezar la semana. Nada mal.

Fuente foto: http://www.pixabay.com
Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en FRASES y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a “Cuando matas a alguien no sólo le quitas todo lo que tiene, sino también lo que podría llegar a tener”

  1. Loretta Maio dijo:

    ¡Buen comienzo de semana!

  2. AmiraArmenta dijo:

    Esto me hace recordar una escena de otra película, El Padrino (creo que fue la segunda de la trilogía). El amo del pueblo, Corleone en Sicilia, mandó a matar a Vito que en ese entonces era un niño de menos de diez años. La madre le implora al hombre, no lo mates, es solamente un niño, y el matón responde: sí, pero va a crecer y va a querer matarme a mí. Y si viste las películas sabrás que no logra matar al niño y en efecto, Vito Corleone creció y se convirtió en un gran capo que acabó con la familia del otro. Saludos.

  3. No está mal… Nada mal…
    Una hermosa reflexión
    Saludicos 😉

  4. Es cierto, y no es que no este nada mal, esta muy bueno, como decimo en Argentina.
    ¡Abrazos!
    Marcial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s