Declaración de intenciones

confusion-311388_1280

 

Siempre he querido evitar el tema. Debo admitir que no me resulta para nada cómodo tener que hablar sobre ello ya que eso implicaría ser de uno u otro bando, ser de los buenos o los malos o ponerse (más bien que te pongan) la vitola de X o B.

Pero son muchos años que llevamos los ciudadanos de Cataluña, viviendo de cerca, o mejor dicho, compartiendo cama y fornicio con el proceso catalán, ese que puede implicar un movimiento hacia Itaca, un cambio de posicionamiento o un más de lo mismo.

No es complicado, es lo siguiente. Difícilmente alguien que no resida en Cataluña pueda entender lo que implica vivir, ser, formar parte de esta tierra.

Yo he nacido aquí, y aquí residen mis raíces y aún así me cuesta entender muchos comportamientos de aquellos que se consideran “míos”. Tranquilos, también me pasa con los “otros”.

Imagino que desde fuera, hablar de singularidad, de sentimiento distinto, paralelo, suena a chino, aunque he de decir que es catalán, no el idioma del imperio rojo.

Imagino que tener una lengua, una cultura, y unas tradiciones peculiares (como en todos los lados, entiéndanme) nos hace singulares, como los vascos, los gallegos, los valencianos.

Aunque mi lógica me dice que no puede ser que los de siempre, sean los que tengan que hacer más esfuerzo. Es una cuestión de justicia, repartición y re estructuración. Y no hablo sólo de Cataluña, sino de todos aquellos que ofrecen más de lo que les toca.

Desde siempre he tenido que defenderme de ataques gratuitos por el mero hecho de ser catalán cuando he salido fuera. Ironías, ideas equivocadas, prejuicios establecidos que siempre, repito, siempre han existido.

Pero de un tiempo a esta parte, yo, siendo de aquí, viviendo aquí, me he sentido como el que vive allí.

De lo que un día fue el derecho a decidir hemos pasado a una declaración unilateral de independencia.

De lo que un día fue, hagamos fuerza, unámonos para exigir un posible mejor trato, unas reformas, a mire usted, Itaca nos espera.

Y yo y los que puedan pensar como yo, vivimos con estupor en medio de aquellos que apuestan por un movimiento de pandereta y los que se tapan las vergüenzas con esteladas y banderas copiadas de otros regímenes.

Les voy a ser sinceros. Soy un ciudadano Benetton, de esos que se siente bien donde está y allí donde va. No quiero que sean injusto conmigo ni tampoco quiero ser injusto con los demás.

No quiero ser defensor de símbolos más allá de lo necesario ni que decidan por mí más de lo que necesito.

No quiero que aquellos que están manchados por la corrupción sean vendedores de humo, crece pelos o pastillas para la tos, con independencia de la procedencia de sus bagatelas.

No me creo aquellos que miran impasibles como otros se quejan y no quiero que la queja se convierta en un delirio de grandeza, un grito hacia un desfiladero.

No quiero que sólo se hable de unión o separación, cuando existen miles de personas pasando calamidades por la mala gestión de todos ellos.

No quiero que no me respeten ni que me pongan en el batallón de su ejercito electoralista.

No me gusta ver como los pastores, de nuevo, llevan al rebaño hacia donde quieren ellos.

Y de un tiempo a esta parte me siento como todos aquellos que no entienden nada desde siempre y como aquellos que no entienden nada desde nunca.

Un día aquél que llamaron estagirita, dijo que para ser virtuoso, hay que buscar el punto intermedio de las cosas. Que en los extremos está el vicio y la corrupción.

El próximo 27 de Septiembre, los catalanes tenemos una cita con las urnas. Otra más en un breve espacio de tiempo. Esta vez parece que la voluntariedad se convierte en obligación. Hay que decantarse por unos o por otros ya que no hacerlo, daría ventaja a la opción más votada.

No quiero que me ninguneen, como de costumbre desde allí, ni que me digan que todo es posible desde aquí.

Ni la meridiana claridad ni la voluntad del pueblo, seducen las entretelas de este quien les escribe.

No sé si ha quedado clara mi postura. Yo no lo tengo claro pero del punto intermedio no me muevo, ya que no quisiera dejar de buscar la virtud, esa que no encontraré jamás en los extremos.

Fuente imagen: http://www.pixabay.com
Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Declaración de intenciones

  1. Loreto dijo:

    Hay otros que no nos sentimos “singulares” (por el hecho de no utilizar otra lengua) ya que poseemos una, la que se denomina cervantina y universal, esa es la que nos debería definir a todos, catalanes, extremeños, gallegos y demás…porque antaño -que recuerde-esas dobles lenguas se utilizaban fuera de la ciudad, lo que implicaba que no eran para gente de postín.
    Pero las cosas cambian y los usos también, lo que antaño era de un color , hogaño se tiñe de otro, la sensatez se convierte en demencialidad ,en definitiva, las buenas costumbres y la bonhomía, no tienen cabida en esta “suciedad”.
    Harto difícil de definir, lo del pan nuestro de cada día…algo tan básico y tan español, porque el papel de los “medios” entró en juego y han sembrado un vertedero de putrefactas ideas que no se saben ni de donde parten, aunque quieran taponar, las corrompidas tuberías políticas que no cejan de manar, dictadorzuelos de pacotilla, que mas bien semejan una espeluznante obra de
    vampiros.
    El esperado abracadabra tendrá lugar en alguna parte… para creer que asome alguna virtud cardinal, ya que los pecados capitales los observamos diariamente.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s