Mariano, Pedro y la plebe 3.0

silhouette-774834_1280Esto es la guerra y no existe mejor campaña que la que haga el oponente. Primero fue un baile improvisado, luego una coreografía, luego un café en un bar de Barcelona ¿Y mañana?

Ayer pudimos contemplar como el actual presidente del gobierno, Mariano Rajoy, se enfundaba el micro y las orejeras en un intento poco acertado de emular al Jose María García de antaño, ofreciéndonos una velada como comentarista deportivo.

Por otro lado, el principal líder de la oposición, Pedro Sánchez, competía en altura con Bertín Osborne, mientras  alardeaba de logros personales, juagaban a ping pong y preparaba zumos de frutas varias.

Y detrás de todo esto, imagino que tú y yo, contemplando esa supuesta naturalidad que buscan, hoy más que nunca, los políticos 3.0.

Los unos, los más conservadores, no ofrecen muchos movimientos bruscos de cadera, no sea que su parroquia se vea alterada en demasía. Tampoco creo que el líder de estos, dé mucho pie a la improvisación e inunde el espacio mediático con gracejo y simpatía. No podemos pedirle más.

Los más progresistas presentan, con la ya clásica camisa blanca, a un candidato más cercano, orgulloso de haber forjado su futuro a base de esfuerzo, algo presumido al señalarle con el dedo cuando en el ambiente aparece la palabra guapo, y modesto al reconocer que no se le dan mal los deportes y otros menesteres.

Y seguimos, al otro lado, tú y yo, contemplando, cómo aquellos que gobiernan nuestras vidas, saben hacer cosas que muchos  sabemos hacer. Vemos como acercarse a lo cotidiano, a lo normalizado, a “medio bajarse” del pedestal en el que viven, es un acto de humanidad, cercanía y complicidad.

Y pienso y sin saber muy bien el motivo, me cuestiono, sí  importa más caer bien y parecer campechano que intentar mostrar algo más de los entresijos de la política, por aburrida que parezca simple vista.

Cambiaría los comentarios deportivos por más transparencia. Los zumos por comprensión y las campañas perfectamente orquestadas por pedagogía.

Y que conste que me gustó ver que aquellos que emulan a los antiguos, a  aquellos  que enfundados con togas, pretendían lo mejor para regir los designios de conciudadanos, saben hacer las mismas cosas que tú y que yo.

Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mariano, Pedro y la plebe 3.0

  1. Loreto dijo:

    Que emoción siento al pensar que no he visto nada de lo que desglosas en tu escrito, por causas ajenas a mi voluntad, y que aunque lo hubiera sabido creo que tampoco lo hubiera visto.
    Me aburren de serios y de payasescos, si te soy sincera abogo por uno solo…y eso porque es lo menos malo de la democracia emulando a Churchill, ya que hay que ejercer los destinos de esta maltrecha nación, eligiendo lo mas “sensato”.
    Soy clásica en mis gustos estéticos, me gusta la gente seria por dentro y por fuera, cuando de regir la gobernanza se trata, ya que una vez mas abogo por exigir al político que sea honesto, inteligente y con sentido del humor.
    Tengo la insana sensación que de haber visto lo que cuentas hubiera sentido náuseas.
    Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s