Un cuento para describir la realidad

upper-rhine-valley-1030910_640
Desde lo alto de la cima lo puedo divisar. El contacto de mis pulmones con la escasez de oxígeno, lejos de marearme, me permite ver las cosas más claras. Mientras tanto, mi pueblo, que se ve tan pequeñito desde aquí, sigue en llamas.

Una llama que va quemando desde hace ya mucho tiempo los recovecos más inmateriales de cada uno de los habitantes que continúan deambulando de un lado para otro, preguntándose si es cierto o si no.

Pero no estoy sólo, hay más gente que ha decidido subir aquí arriba. Las vistas son espectaculares, tanto que se hace difícil entender por qué los demás no hacen lo mismo. La sensación es como cuando encuentras un tesoro,  que deseas compartir pero que una vez mostrado, sólo tú y unos pocos como tú, saben apreciarlo.

Pero la montaña no es más que mi asiento desde el cual te escribo y la llama bien pudiera ser el hartazgo de aquellos habitantes que se dejan llevar por aquellos que predican y prometen paraísos terrenales. Aquellos que, cual mercaderes, venden ungüentos salvadores de enfermedades que afectan al cuerpo y al espíritu.

Llámalos como quieras pero por sus siglas los conocerás y aunque de padre distinto, no dudan en unirse por una causa común. Pero desde lo alto de la montaña, se siguen viendo a los mismos vendedores de humo, que lejos de querer lo mejor para sus conciudadanos, se enzarzan una y otra vez con la intención de obtener el mejor rincón del pueblo desde donde vender su pócima curadora.

Mi pueblo que arde sin quemar es Cataluña. Los vendedores, aquellos que nos representan. Yo, el que te describe lo que se divisa desde aquí, desde lo alto de la montaña, creyendo haber encontrado un tesoro que sólo unos cuantos sabemos apreciar.

Fuente foto: http://www.pixabay.com
Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un cuento para describir la realidad

  1. Loreto dijo:

    Dichoso tu que lo aprecias, ya es bastante…te imaginas si desde tu almena no pudieras verlo por estar atestado de habitantes??esos disfrutes tienen que ser como otros que saben mejor en la mas estricta intimidad.
    Una vista realmente preciosa.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s