20D: El día de los colores

josef-friedrich-schmidt-791859_1280

Y por fin llegó el día. Ese en el que los ciudadanos tenemos la obligación de elegir a aquellos guardianes de la ciudadela que van a manejar los designios de nuestro futuro más inmediato.

Cierto, quizá me he dejado llevar por pomposas palabras, de esas que decoran los espacios vacíos de ornamentación. Pero es verdad que tenemos otra cita más con las urnas.

Esta vez, y según dicen los interesados y las encuestas, los rojos y los azules se ven cercados y casi intimidados por los naranjas y los morados. Los verdes, parece que no están invitados al evento.

Un festival  multicolor que me recuerda que es tiempo de fiestas, juegos y fichas de parchís. Durante estas semanas hemos visto cómo los nuevos se hacían fuertes con su versión 4.0. Perfeccionistas de los debates y los asaltos a cara de perro contra todos. Expertos en campañas de marketing perfectamente orquestadas en donde los bares, los platós y las universidades, se convierten en el centro de sus arengas y promesas.

Mientras, los de siempre, intentado aclimatarse a los nuevos tiempos. Unos casi lo consiguen, otros fieles a su conservadurismo, esperan y esperan.

Y el papel, la urna y la duda, en el armario, esperando a ser adecuadamente combinada con los que nos vamos a poner. Deberíamos tenerlo claro. Eso dicen los capitanes de los colores, los cuales, sin incidir en demasía en lo que van a hacer los próximos años, pretenden que las guirnaldas, los dotes de orador y la puesta en escena, se convierta en el motivo por el cual, tú y yo, confiemos en ellos y les votemos.

Quizá sea cosa mía y sólo sea yo el que vea que nos tratan de manera simple. Es posible que sólo mi persona, desconfiada después de todo, note que aquello del rebaño y el pastor sea más realidad que mito. Seguramente sea yo  el que, en esta fiesta de la democracia, vea como los colores nos tratan como a esos niños que, cuando llega la navidad, se ilusionan al ver la brillantez y las luces de los regalos que nuestros adultos nos ofrecen sin más. Esos adultos a los que confiamos nuestro futuro y nuestras ilusiones.

Bienvenidos al 20D, el día de los colores.

Fuente foto: http://www.pixabay.com
Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 20D: El día de los colores

  1. Loreto dijo:

    Soy de natural optimista, mas cuando estamos en manos del voto popular es como estar a merced de los cuatro vientos , al igual que un milano.
    Sigo desconfiando también de que en esta España nuestra haya la suficiente cordura y conciencia objetiva como para saber lo que es idóneo en esta situación creada, por la política canalla y la desmesura…no confío ni en lo uno ni en lo otros.
    Sin embargo ejercí mi deber ciudadano, con una confianza que en otros momentos no creo recordar.
    Los riesgos hay que asumirlos como algo vital, sin ellos no hay mas que vacío, por lo que este aforismo del sabio griego Demócrito es obligado.
    !!Mísera razón, ya que a través de nosotros alcanzas tus pruebas!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s