Cuando la ignorancia y la intolerancia, pegan fuerte

boxing-606193_1280

Sólo sé que no sé nada. Sócrates hizo acopio de esas palabras para demostrar que él era un gran ignorante. Pero que no te engañen sus renglones torcidos. Detrás de esa ausencia de conocimiento hay un manifiesto contrario. Y  es que no hay mayor sabiduría que admitir que somos seres en continuo proceso de adquisición de conocimiento.

Luego, están los ignorantes. Esos seres felices, muy felices, que a pesar de tener el cartel de ignorante en la frente,  ajenos a ello, se comportan como si fueran uno más.

Así debe sentirse este caballerete pugilístico cuya profesión es la de propinar mamporros a sus  congéneres, en calzón largo, pechos al descubierto y protector bucal con bajo índice estético.

¿Qué pasa si uno es boxeador? ¿Qué relación tiene con la ignorancia?  ¿A caso estoy queriendo decir algo?

La verdad es que soy una de esas personas justas. De las que no quiero para los demás lo que no deseo que me hagan a mí. Un principio práctico, ético e incluso moral. Pero no sé si por ser aspirante a superhéroe sin capa o por mi vocación de servicio, cuando veo que algunos faltan el respeto  a otros, es cuando cojo aguja, hilo y empiezo a coser.

No me ha costado mucho, y por respeto, no me ensañaré con el sujeto, pero era inevitable que le dedicara unas palabras.

Soy consciente que he generado un momento de tensión. Seguro que más de uno/a  quiere saber de qué narices estoy hablando, aunque no sea interesante, aunque sea un tontería. Pero amigo/a mío/a, eso nos define como especie. ¡Somos curiosos¡

Sin más dilación. Declaraciones de Manny Pacquiao( boxeaor profesional)  acerca de la homosexualidad: “Es de sentido común. ¿Ves animales con animales del mismo sexo? Los animales son mejores porque distinguen los machos de las hembras”. “Si los hombres salen con hombres y las mujeres con mujeres, son peor que los animales”.

Y la perla fue expulsada y aquél hombre desdibujado, con semblante como de perro y cráneo de pigmeo, soltó su carga a modo de tablas de la verdad  haciendo acopio, con orgullo, de su capacidad para comunicarse entre iguales.”

Parece que los millones, los guantes, los golpes y la ignorancia, han sido los causantes de semejantes declaraciones.

Con lupa en mano y espíritu morfosintáctico y filosófico, se me antoja comentar  un par de detalles.

”El discurso del método pacquiniano” comienza con un manifiesto acerca del sentido común. Este, parece estar vinculado al mundo animal y en concreto a la relación sexual que existe entre los distintos individuos. Conclusión: sentido común igual a sexo. Para algunos, ya va bien, para el resto, hay algo más.

Siguiendo con la declaración del hombre de calzón de colores y senos al descubierto, argumentaba  que los animales, los cuales no saben que es la homosexualidad ( excepto el Bisonte americano, bonobo y otros simios, gato, turón, delfín mular, elefante, hiena manchada, jirafa, delfín del rio amazonas, león, macaco japonés, ovejas, perros, patos, cisnes ,pingüinos, gaviotas, ibises, buitres, palomas, lagartijas, insectos varios y arácnidos y otras especies que, por prejuicios de antaño, no se ha  estudiado  en profundidad su comportamiento o tendencia homosexual) son mejores que las personas por distinguir entre macho y hembra y decantarse por el sexo opuesto. Conclusión: National  geografic y libros. La mejor receta para informarse.

El colofón a su clase magistral acaba con la frase lapidaria en la que asegura que  todo aquél que es homosexual, es peor que los animales. Conclusión: Creo que voy a  hacerme homosexual no practicante, nada más que para ser peor que “algunos” animales.

¿Me ensaño si analizo el perfil de alguien, castigado por los golpes en la cabeza y por su más que probable, escaso, nefasto, paupérrimo nivel intelectual? No quisiera, aunque me veo tentado.

¿Falto el respeto al considerar su profesión como una aberración morbosa, propio de gente sin muchas opciones en la vida, en la que a base de calentar la oreja al otro, consigue  algo más que pagar las facturas?

Creo que me estoy dejando llevar por el espíritu intolerante, ignorante e irrespetuoso de este señor cuyas declaraciones tienen más repercusión de las que cree, por ser conocido y mediático. Mucha más que  las que pudiera realizar cualquier otro intolerante en una tasca de pueblo,  de ciudad, de otro planeta…

No hay nada como ser ignorante y no saberlo. Lo terrible sería que un día se diera cuenta de  ello y  que no muriese  de vergüenza en el intento. Pero cuando llegue ese día, si es que lo hace, tendría que cerciorarse antes  que para dejar de serlo, hay que ser tolerante y respetar a los demás.

Suerte en el próximo combate, yo, me voy a leer un libro.

Fuente noticia: http://www.elperiodico.com/es/noticias/deportes/pacquiao-gays-peor-animales-4900495

 

Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s