Ponga un intermitente en su vida

auto-1515428_1280

En ocasiones, me siento orgulloso de formar parte de este universo.Sobre todo en esas ocasiones en las que parece que formamos parte de un todo, ayudándonos mutuamente. Pero he de reconocer que esta sensación me dura  muy poco. Y no hace falta hacer referencia a los grandes temas de la humanidad ni a las grandes injusticias propiciadas, generadas y consentidas por el ser humano. Hablo de pequeños detalles que, en ocasiones, no dejan entrever ese espíritu tan solidario que parece solo resurgir en navidad.

Hoy toca el fantástico y complejo mundo del intermitente. Esa pieza de plástico o cristal, en función de la gama del vehículo, que dispone de bombilla o led y que, como su nombre indica, emite  de forma intermitente una luz .Un destello que es accionado por la persona que lo conduce  y que sirve para indicar que se va a realizar un cambio de dirección.

En la autoescuela nos enseñan a usarlo. En el día a día, nos sirve de mucho para poder movernos con seguridad. En la realidad, muchos tienen amnesia crónica y ni saben cómo se acciona. O eso quiero pensar ya que si son sabedores de la utilidad del mismo, no comprendo que no lo usen.

Debo reconocer que en alguna ocasión, entre espera y espera en los semáforos, he bajado la ventanilla y he comentado muy amablemente al  conductor del vehículo que no había puesto el intermitente: “ disculpe, creo que no le funciona el intermitente”. A lo que de forma extrañada me han  contestado  con un “no creo”. Como me temía, no se trataba de un problema técnico.

Recomendaría a aquellos que no usan los intermitentes, que lo comenten antes de comprarse un nuevo vehículo. Quizá les hagan un descuento por prescindir de ellos o quizá les digan como les digo yo: ponga un intermitente en su vida. Pero úselo por favor, viene de serie.

Anuncios

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s