Secretos(2)

¿Y si esta situación en la que vivimos, durará para siempre? Son horas, que lejos de parecer  lentas y tediosas, en ocasiones, pasan rápidas y prestas. Lo digo por haber iniciado cientos de veces esta reflexión y cuando he querido llegar a alguna conclusión, ya estaba metido en la cama, o arropándome o despertándome, sin respuesta clara.

¿Qué sucedería si tuviéramos que pasar el resto de nuestros días, encerrados, deambulando por el pasillo sin rumbo fijo ¿Cuánto tiempo más aguantaríamos el tener que hacer vídeo conferencias con los nuestros?  ¿Qué pasa si se nos  acaban los libros, o las películas?¿Deberíamos ser nuestros propios directores, escritores, compositores?

Por otro lado, imagino que sería cuestión de acostumbrarnos. O eso o morir en el intento de liberarse del confinamiento. Y reconozco que es demasiado «peliculero», el hecho de que si sales, mueres, pero seguramente sea la postura más sensata  para concienciarse de no hacerlo. Aunque es irónico que hable de sensatez cuando estamos encerrados por un virus. Si señores, uno de esos que aparecen  en la series, películas o libros.

¿Y si Darwin viera todo esto? ¿Con los años podríamos haber cambiado lo suficiente como para convertirnos en una evolución capaz de pasar su vida encerrados entre cuatro paredes? Puede incluso que la evolución no sea física y si mental. Podríamos estar ante un desarrollo total de nuestra inteligencia, psique o alma. Haríamos sin hacer, viajaríamos sin movernos, seríamos sin ser. ¿Interesante? Me preocupa. Quizá esté dando el primer paso hacia esa evolución. O quizá necesite una reconstrucción de mi reflexión, ya que no he tenido en cuenta algo tan esencial como las “impepinables” necesidades básicas: Puedo viajar sin moverme del sitio. Puedo crear desde la hoja en blanco, pero no puedo disfrutar de un buen ágape sin viandas.

Autor: Jose Minguell Calvo

Foto: Jose Minguell Calvo

Acerca de Jose Minguell

Observador, reflexivo,apasionado de todo y aburrido en nada. He visto cosas que vosotros no creiríais....es hora de reflexionar, siempre lo ha sido pero ahora hay herramientas y motivos más que suficientes: Just do it.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.